Edabea

Planta de Salvia divinorum

Es muy difícil (casi imposible) cultivar esta planta a partir de las semillas, por lo que si quieres cultivar tu propia Salvia debes hacerlo a partir de un esqueje.

Normalmente los esquejes de Salvia se venden en un tubo transparente enraizados en gel. Lo primero será sacar el esqueje de Salvia divinorum del bote y quitar el gel de las raíces con un poco de agua templada. A continuación quitamos las hojas más bajas y cualquier material muerto o negro del esqueje.

Una vez que el esqueje haya quedado limpio, preparamos una maceta con buena tierra, hacemos un agujero con el dedo, colocamos el esqueje, regamos y pulverizamos con agua. Tapamos la maceta con un plástico para conservar la humedad y colocamos la planta en un lugar que de luz indirecta (nunca sol) a unos 20-25 C.

Cuando pase una semana hacemos una serie de agujeros en la bolsa para bajar un poco la humedad. Continuamos haciendo agujeros cada dia de forma que la Salvia vaya acostumbrándose poco a poco a un clima menos húmedo. En caso de que se marchite volvemos a colocar la bolsa. Si es necesario regamos de nuevo la tierra, que aunque siempre debe estar húmeda no debe encharcarse.

Aproximadamente después de dos semanas haciendo agujeros podemos retirar la bolsa.

  • Planta de Salvia divinorum de 15 cm.
  • Esqueje de Salvia divinorum en agar.
OFERTA Pack de extractos